Manantiales y cascadas brotan entre las escarpas calcáreas en un impresionante paraje al oeste de Azrú por la carretera de Jénifra.

Desde la plataforma que surge ligeramente por debajo del sendero justo antes de las cascadas se ve el nacimiento del Oum Er-Rbia, potente resurgencia que da vida al mayor río del país.

Varias tiendas al borde del agua -en ocasiones con alfombras- permiten tomar una taza de té y, cuando el tiempo lo permite, hacer noche.

Aguas dulces, saladas y cristalinas se juntan en rápidos y cascadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image